Llamado en sus orígenes patinaje de precisión, el primer equipo, The Hockettes, se formó en la universidad de Michigan en 1956 para actuar en los intermedios de los partidos de hockey sobre hielo. Eran como una especie de majorettes sobre patines.

 

Poco a poco se fueron creando más equipos y haciendo rutinas más complicadas, hasta que en 1976 se organizó la primera competición internacional entre Estados Unidos y Canadá.

La disciplina consiste en que los entre 8 y 20 patinadores patinen como una unidad. Se requieren habilidades de patinaje como deslizamiento, pasos y filos, aunque últimamente se han añadido elementos de dificultad como piruetas, saltos de más de una vuelta, elevaciones, trabajo de parejas, etc. que se pueden incluir siempre que no haya individualismos, es decir, que tiene que haber un mínimo de patinadores haciendo lo mismo de modo sincronizado.

Al principio se llamaba patinaje de precisión porque se prestaba mucha atención a las formaciones. Los jueces prestaban mucha atención a que las lineas fueran rectas, los espacios entre patinadores fueran uniformes, los patinadores fueran a la misma velocidad, etc. Ahora también, pero al incrementarse la dificultad de los pasos hace que estos aspectos sean más difíciles de mantener.

La unión internacional de patinaje (ISU) acogió por primera vez unos mundiales en el año 2000, aunque anteriormente ya se celebraban independientemente. Y al igual que el resto de disciplinas, existen varias categorías (novice, junior, senior, etc), y en las competiciones los equipos deben preparar un programa corto, más técnico, y otro libre.

Aunque es practicado mayoritariamente por mujeres, es un deporte mixto, así que de vez en cuando se ve algún que otro chico.

Anuncios